miércoles, 5 de agosto de 2020

Rock (mi roca), de Anyta Sunday: un viaje por Nueva Zelanda de la mano de un protagonista que espero que os robe el corazón.


No me digáis que no es una preciosidad de portada
No me digáis que no es una preciosidad de portada <3



Pues ya está aquí, hoy mismo ha salido en preventa y el próximo martes, 11 de agosto, podréis disfrutarlo. A mí me está costando mucho desprenderme de él. De Cooper. De Jace. De Annie. De todos. TODOS los protagonistas de esta historia me han hecho sentir algo y cuando eso pasa, al cerrar, al acabar la última página y poner la palabra «fin», el vacío es real. El «no sé qué hacer con mi vida» es real. Y puede sonar triste, pero no lo es, es una sensación estupenda, porque significa que la historia me ha calado hondo. Y, en este caso, no es que la historia me haya calado sin más, es que me ha empapado, casi ahogado y me ha dejado tiritando. 

 

¿Que puede que no os guste? Por supuestísimo. No tiene por qué gustaros. Cada uno somos un mundo y lo que nos funciona a unos a otros, no. Simplemente os cuento mi experiencia, como lectora y como traductora: y es que el proceso de traducción ha sido maravilloso e intenso de principio a fin. Así que de verdad espero que os encante, no os frustre demasiado y conozcáis esta otra faceta de Anyta Sunday que a mi me llena tanto o más que su pluma cómica y desenfadada. Son estilos distintos: Rock es mucho más intenso, triste e íntimo. Cursi incluso y, en algunas ocasiones, hasta poético, pero es que es mi tipo de libro y de historia y si me enamoró la primera vez, la séptima no le ha hecho sombra para nada, que lo sepáis. 

 

Antes de irme, quiero dejar unos breves pero necesarios agradecimientos:

 

Gracias, Anyta Sunday, por tu confianza, tu cariño y tus libros en general. 

 

Pilar Medrano, gracias por corregirme y por los largos debates sobre laísmos y leísmos. Cada día sé menos, pero desaprender a tu lado ha sido un placer.

Susanna Herrero, qué te voy a decir. No solo eres una estupenda lectora cero y hacer esto contigo es una maravilla, también eres una amiga estupenda y te adoro mucho. 

Estefanía Álavarez, me ha sorprendido y encantado (a partes iguales) lo que te ha llegado el libro. Gracias por leer y darle una oportunidad aun no siendo tu tipo de historia.

Verónica (Mi Rinconín de lectura) a ti ya sabia que te gustaría, pero el placer ha sido grande igualmente. ¡Te lo ventilaste en una mañana!

Olatz: esta vez no has podido hacerme de beta, pero tus consejos y charlas sobre minerales han sido una pasada. Gracias, preciosa.

Ay, mi Teresa, mi bruja del caos, que sepas que llorar a tu lado ha sido estupendo. Esperamos que sigamos leyendo, llorando y riéndonos juntas.  

Neftis... GRACIAS, cielo. Por todo. Y, a pesar del momento, soy feliz con que te haya gustado.



Bueno, pues eso es todo, os dejo la sinopsis y os pongo en enlace de preventa (que se convertirá en el de compra la semana que viene) en la columna lateral. 





 

Sinopsis:



rock (mi roca)

 

«Un romance gay M/M entre dos hermanastros: Cooper y Jace. Una historia de amor a fuego lento que sigue la vida de sus protagonistas desde la adolescencia hasta los veintitantos y nos hace testigos de cómo su amistad se transforma en amor.

Ígneo

Cuando sus padres se divorcian, Cooper se ve inmerso en una custodia compartida en la  que le tocará vivir una semana con su madre y otra con su padre. 
Pero es que no es solo con su padre con quien tiene que vivir. Porque con él está Lila: la otra. La mujer que hizo que la roca sólida sobre la que se asentaba su vida se desmoronara. 

Y, por si fuera poco…, también está Jace: el hijo de Lila. Un engreído con los ojos de un azul que recuerda a escamas de pez recién vomitadas. 
Lo único que quiere Cooper es que su familia vuelva a ser lo que era, pero algo en ese niño le dice que las cosas nunca volverán a ser como antes. 

Sedimentario 


Cooper se sigue resistiendo a aceptar la realidad de su nueva vida y su primer contacto con Jace es más bien rocoso; pero, una vez superado ese complicado inicio, los cientos de recuerdos compartidos hacen que se vaya creando algo nuevo entre ellos, una sólida… amistad. 
Porque amistad es lo único que pueden tener. A pesar de no ser hermanos de verdad. De hecho, técnicamente, ni siquiera son hermanastros. 

Metamórfico

¿Cómo evolucionará esa amistad ante las presiones de la vida?

¿Y qué pasa con las presiones del corazón?»

 



No sé cuándo me pasaré por aquí de nuevo, tengo un par de meses durillos por delante, pero ojalá que os pueda actualizar pronto y traeros buenas noticias y cosas chulas.



Gracias por el apoyo, gente, os mando un abrazo enorme

Virginia 

 


Entrada destacada

Cositas nuevas, proyectos y locuras

Hola, gente paciente que aguanta mi inconstancia a la hora de escribir en el blog: Llevaba tiempo sin pasarme e iba a esperar a junio, cuand...

Lo más visto en el blog: